home

Español

Infos en español

Ken Zuckerman, nacido en los Estados Unidos, es considerado como uno de los mejores vituosos del Sarod de la actualidad. Más de 30 años estudió con el famoso maestro Ali Akbar Khan y lo acompaño como el primer occidental en incontables giras en la India, Europa y los Estados Unidos. En sus propios conciertos en todo el mundo es acompañado por los mejores artistas de Tabla, como por ejemplo Swapan Chaudhuri, Zakir Hussain y Anindo Chatterjee.

Su fundada educación en composición y improvisación de la música tanto occidental como india le facilita a Ken Zuckerman el acceso a muchos elencos clásicos y experimentales. Participa en varios proyectos de “Crossover”, como por ejemplo “India Meets Persia” (con Hossein Alizadeh, Madjid Khaladj y Swapan Chaudhuri), “Meeting Two Worlds of Modal Music” (con Dominique Vellard, el conocido cantante de música medieval), “Hesperion XXI” (dirección: Jordi Savall) y con su propia composición para miembros del órquestra SWR Baden Baden “Modal Tapestry I y II”.

Fuera de su amplia carriera concertista Ken Zuckerman dirije el “Ali Akbar College of Music” en Basilea (Suiza) y enseña música clásica del norte de la Índia y música medieval en la Academia de Música de Basilea.

***
“El dominio total del instrumento, la estructura pura del Raga y la postura de los tonos son las grandes qualidades de este artista.”

“…simplemente un concierto grandioso y excepcional.”

“…la música del maestro corre en sus venas…”

“…el arte de Ali Akbar en manos de un extranjero – era también destacable como se notaba en su Koushi Kanra la pura presencia del ambiente de Ali Akbar. Su control del Raga asimismo como su sentimiento musical profundo en su Vistara del Padas y del Alap son la demonstración de su suprema naturaleza artística.”

“Aquí se veía a un maestro que sabía captar el poder entero del Sarod – el mejor tocador del Sarod no indio – un norteamericano que está viviendo en Suiza. Después de un bramando aplauso, Ken Zuckerman nos llevó en un bis a otro Raga iluminador y apasionante. Era magia pura.”

“Cada tono era lleno y puro, cada motivo lleno de imaginación y cada figura benéfica.”

“…cuando Zuckerman comenzó un dúo con Estevan, el Sarod y su acompañamiento de percusión confirmaron la verdad ilminador – la música disuelve fronteras de una manera como no lo pueden hacer los contratos estatales.”

“La carriera de Zuckerman demuestra que la música rompe todas las barreras artificiales de la casta, de la fe, del idioma y de la nacionalidad.”

***

La Música Clásica del Norte de la India

La música clásica del norte de la India es una de las formas musicales más desarrolladas del mundo. El marco estructural de la música es definido por un sistema de muestras musicales y rítmicas (Raga y Tala). Dentro de este marco el tejido musical es creado en el momento de la presentación, combinando elementos tanto tradicionales como también improvisados.

Tradicionalmente los músicos no exponen un programa fijado, sino que tocan diferentes Ragas que el momento les inspira. El Raga normalmente no se elije por casualidad; en consonancia con seculares tradiciones filosóficas ciertos Ragas se adjudican a horas, estaciones y incluso ambientes específicos.

Los Ragas no se deberían confundir con la idea occidental de las escalas. Aunque cada Raga también tiene una secuencia de tonos característica, este término tiene un significado mucho más profundo. El orden en que están presentados los tonos y la manera de desarrollar el Raga son de extrema importancia; así como también ornamentos, cambio de altura del tono y la estructura melódica. Historicalmente se encuentra una relación profunda entre el concepto del Raga y las antiguas escalas eclesiásticas occidentales.

A pesar de la existencia de sistemas de notación, la tradición es primordialmente oral y se transmite del profesor al alumno. El aprecio del público hacia la presentación es en muchos aspectos parecido a ella hacia la improvisación del jazz: se exige del músico un conocimiento profundo de las tradiciones de los diversos Ragas (precisamente como un músico de Jazz tiene que conocer los „changes“). Al mismo tiempo, en ambos tradiciones se admiran los artistas por su capacidad de vislumbrar nuevos aspectos de lo conocido. La capacidad de honrar la integridad del Raga y hacerlo al mismo tiempo de una manera intensa y personal experimenta la mayor estimación.

Forma

Normalmente la interpretación de un Raga consiste en cuatro partes: Alap, Jod, Jhala y Gat.

Alap
En esta introducción el artista reflexiona sobre el Raga, lo toca tono por tono y compone frases – primero muy simples con los tonos cerca de la tónica, pero poniendose cada vez más complicado hasta vislumbrar finalmente el volumen sonoro completo del instrumento. El Alap se presenta ‚ad libitum’, parecido a una cadencia occidental, y gana constantemente dinámica por el desarrollo de las frases determinadas del Raga. Aquí las flexiones microtonales, los ornamentos y glissandi son de gran importancia. Por este medio de expresión el artista desvela su conocimiento y su sensibilidad por el Raga tocado. Un músico de verdadera creatividad siempre se esfuerza mediante su improvisación para realzar una faceta todavía no reconocida.

Jod
Cuando el artista opina que la exposición del Raga sea completa introduce un pulso rítmico a la música tocando breves frases junto al fondo de cuerdas fragorosas tiradas periodicamente. Con la introducción de elementos rítmicos las improvisaciones se vuelven más adornadas y largas, hasta que terminen en las rápidas pasajes de estaccato del “Tan” exigiendo delicadeza rítmica y virtuosidad técnica. Después de tocar varias secciones con velocidad creciente, el artista puede o terminar esta parte o avanzar a una última frase.

Jhala
En el Jhala el artista toca con las cuerdas „Chikari“ (altas cuerdas fragorosas) diversas virtuosas frases rítmicas. Dependiendo de la presentación el Jhala puede coresponder al cenit de la primera parte (sin acompañamiento del Tabla) o a la culminación del Gat.

Gat
Esta frase tiene la forma de un “Rondo“ con un motivo ya compuesto (usualmente tradicional) que se toca sobre un ciclo rítmico repetitivo (Tal). El tocador de Tabla que tiene la función de acentuar este Tal, acompaña el instrumento melódico desde este momento hasta el final de la presentación. Parecido al Rondo occidental, donde el leitmotiv se toca después de cada variación, el artista indio vuelve después de su improvisación que perdura durante algunos ciclos al comienzo del motivo o al primer tacto (Sum) del nuevo ciclo. Muchas veces el motivo – el Gat – se toca durante unos ciclos mientras el tocador de Tabla improvisa. En general esta frase consiste en dos Gats, uno lento y uno rápido. Al final de la frase el instrumento principal conduce a una transición al Jhala donde la presentación llega a su punto máximo.

Tala
Talas constituyen la base rítmica en la cual se compone y improvisa la música india. Cada Tala es fraccionado en frases y consiste en un número constante de tactos. La longitud de las frases puede coincidir (ej. Teental, 4-4-4-4) o diferir (ej. Dhammar, 5-2-3-4). No solo el solista sino también el acompañante tiene que estar consciente de la vuelta al primer tacto de un Tala. Y aunque es admitido (y incluso favorecido) accentuar tactos y frases contrarias a la base del Tala, todas las variaciones tienen que volver finalmente al primer tacto del ciclo. Esta vuelta vislumbra en gran parte la sensación de la música indú y propone a los artistas la posibilidad de desdoblar su virtuosidad y creatividad.

Los oyentes – occidentales así como indios –, que son enterados con la música india, pueden seguir el desarrollo del Tala. Por eso tienen una conciencia más profunda, un conocimiento más amplio de la capacidad del artista de desarrollar su improvisación dentro de las estructuras de los ciclos rítmicos y volver al primer tacto. Pero también oyentes no experimentados sienten lo especial del momento de la vuelta rítmica y musical donde todos los elementos parecen reencontrarse. Es un momento mítico que muchas veces provoca aplausa del público curtido como también inexperto.

Instrumentos

El Sarod
Primeras ilustraciones de un instrumento parecido al Sarod se encontraron en los grabados del Champa templo (Madhya Pradesh) en la India. También restos arceológicos de Rupar (2000 A.C.) y esculturas de Gandhara (siglo 6 A.C.) muestran instrumentos que ostentan semblanzas con el sarod de hoy, aunque tienen sólo tres o cuatro cuerdas. A pesar de estas huellas tempranas resulta casi imposible seguir la evolución exacta del sarod a través de los siglos. Sin embargo, se asume que el sarod en su forma actual tiene por lo menos 100 años. Durante este tiempo el padre de Ustad Ali Akbar Khan, Padmabibhushan Dr. Allauddin Khan, realizó muchos cambios en el instrumento. El cuerpo del Sarod es de madera de teca o de caoba, el vientre cubierto con piel cabría y el batidor plano de metal. Los últimos cambios permitieron tocar los „Glissandi“ y los „Gamak“, caracteristicos por el sarod. El instrumento tiene 25 cuerdas de metal, diez de ellos se tocan con un plectro de cáscara de coco. Cuatro cuerdas portan la melodia, tres son afinados según la tónica y sirven para acentuar el ritmo y tres adicionales se afinan según las notas dominantes del raga. Los quinze restantes son cuerdas “simpáticas” que resuenan cuando se tocan los tonos correspondentes en las cuerdas principales. Una calabaza metálica aumenta por un lado la resonancia y sirve por otro lado para un mejor equilibrio del instrumento.

La Tanpura
La Tanpura es un instrumento fragoroso esencial en todas las formas de la música clásica del norte de la India. Tiene entre cuatro y seis cuerdas y existe en muchos tamaños diferentes. La función de la Tanpura es la repetición constante de la tóncia durante la presenentación para que los artistos como también el público siguen conscientes de los tonos básicos del raga.

El Tabla
El Tabla es el tambor más querido en el norte de la India y consiste bien mirado en dos tambores. El tambor derecho (Tabla) se afina según la tónica del instrumento principal o del cantante; el tambor izquierdo (Banyo) tiene la fución del bajo y produce muchos sonidos diferentes según la presión de la baja palma derecha. Entre las bandas y el tambor están situados unos pedazos de madera con los que se puede regular la tensión con un martillo afinador. Con estos tambores se puede producir una gran variedad de sonidos y cada uno des estos sonidos diferentes es representado en un vocabulario llamado „Bols“, mediante el cual tocadores de tabla expertos son capaz de no sólo tocar sino también recitar cualquier composición.

GIRAS

En general las giras se organizan según el calendario siguiente:

• E.E.U.U.: De mitad de marzo a mitad de avril y de septiembre a mitad de octubre.

• India: Enero

• Europa: De febrero a mitad de marzo y de mayo a fin de junio.

Para reservaciones, informaciones o pedidos de discos por favor contacte usted:

Ken Zuckerman
Birmansgasse 42
CH-4055 Basel, Suiza
tel.: (0041)/ (0) 61/ 272 80 32, fax: 272 80 42

E-Mail : Info@kenzuckerman.com

Homepage:
www.kenzuckerman.com

Traducido por Corinna Zuckerman.

  • Recordings



  • 2 Worlds Modal



    Ragas d'equinoxe



    Salon de Musique



    Nature of Ragas



    Modal Tapestry



    Hemant



    Live in Basel



    Lute Improvisations
    (soon available)